jueves, 11 de diciembre de 2014

Aprendizaje o geniliadad en el Bingo

A menudo oímos que alguien "ha nacido para hacer esto", o que aquel otro tiene "un don para algo", o quizás simplemente "que es innato" o "un genio". Pero, ¿hasta qué punto es verdad?

A la hora de la verdad, sin embargo, la realidad no funciona así del todo. En gran medida, el cuerpo reacciona a las demandas que se le hacen: si hacemos ejercicio nos fortalecemos, si estudiamos desarrollamos la memoria, si pintamos mejoramos la creatividad, etc. El cuerpo, y la mente, se moldean con el uso de los mismos, y se van adaptando cada vez más a las necesidades que tenemos de ellos, dejando de lado aquello que usemos menos. Incluso hasta el extremo de que a menudo nuestra propia personalidad se ajuste a ello, y de ahí la famosa expresión de "deformación profesional", ya que acabamos actuando a menudo en base a cómo pensamos por el trabajo.
Por tanto, a la hora de resultar bueno en algo, lo que importa no es tanto la biología o lo innato, como el esfuerzo que se ponga en ello. Las horas de estudio, de entrenamiento físico, de pensar en el tema. De hecho, cuenta la historia que uno de los profesores de matemáticas de Einstein le dijo "que jamás llegaría a nada en matemáticas".
¿Esto todo implica que no hay nada de biológico? Bueno, eso no sabría decirlo con certeza, imagino que algo sí que habrá. Pero probablemente no en hechos, sino en potencialidades. Quizás alguien pueda aprender cierto tipo de cosas con algo menos de esfuerzo, pero si no se esfuerza y le dedica a ello con seriedad jamás llegará a ser realmente bueno en ello por mucho que pudiese tener la predisposición a ello.
Así pues, la clave de llegar a ser bueno en cualquier cosa es la dedicación a ello, el aprendizaje, el dedicarle tiempo y esfuerzo, el analizarlo de modo crítico, etc. El factor biológico puede ser un empujoncito en algún momento, pero ya está, el resto está en vuestras manos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.